First slide

Adiestramiento con clicker

Este artículo te servirá para saber de qué se trata y cuales son las ventajas del clicker para el adiestramiento de animales. Es un método que se puede usar para enseñar a cualquier especie una vez que se comprende la forma en que funciona.

Clicker en acción
Seguramente has oído hablar mucho sobre este método de adiestramiento humanitario que está muy de moda, pero ¿sabes realmente de qué se trata?

El adiestramiento con clicker es una forma de enseñar a los animales basado en la teoría de remarcar los comportamientos correctos y premiarlos en seguida. Las conductas adecuadas se señalan mediante el uso del clicker en el momento exacto en el que se producen. Esta forma tan clara de comunicación y el refuerzo con premios son una manera humanitaria, efectiva y segura de enseñar a un animal a realizar cualquier acción dentro de sus capacidades.

El clicker es un dispositivo muy sencillo; se trata de una cajita con una pieza metálica adentro que produce un sonido de “click” característico al presionarla. Tiene la ventaja de que es un sonido al cual el animal no está acostumbrado y que no va a escuchar en otra circunstancia, por lo tanto es fácil que aprenda que cada vez que lo oye es porque hizo algo correcto y recibirá un premio. Además es mejor que la palabra porque se puede accionar en el instante preciso en que se produce la acción y así resulta más claro para el perro por qué se lo está premiando. El sonido del clicker no varía nunca ni tiene significados diferentes, como las palabras, de modo que el mensaje es más simple y claro para los animales. Siempre que lo oyen significa lo mismo: bien hecho, recibirás un premio.

Muy pronto el animal aprende la relación entre un comportamiento adecuado, el sonido del clicker y el premio inmediato. El siguiente paso es que busque repetir la acción para escuchar de nuevo el sonido y su consecuencia placentera.

A diferencia de los métodos de adiestramiento tradicionales, en este caso se busca primero conseguir la acción y fijarla para recién después darle un nombre. Por ejemplo el perro aprende primero a sentarse o el caballo, a levantar una pata y recién después se le agrega la orden verbal de “sentado” o “arriba”. Luego se practica la secuencia orden-acción-clicker-premio. A esta altura del entrenamiento el animal solamente escucha el click si realiza la acción después de recibir la orden correspondiente. Si el animal no cumple con la orden, el adiestrador no asume que está desobedeciendo, sino que se pregunta si el animal ha entendido bien la orden en cualquier contexto o situación y si la recompensa es lo suficientemente atractiva. Una vez analizado esto se hacen las correcciones necesarias para que la orden sea comprendida y el premio, interesante.

Cuando el adiestrador logra que el animal responda a la orden de manera constante, ya no hace falta el refuerzo del clicker. Al principio se continúa con la recompensa y luego se va disminuyendo gradualmente hasta que el premio es una caricia o una palabra de aliento. También es importante premiar comportamientos con la consecuencia que el animal busca; por ejemplo si se sienta callado frente a la puerta, ábrela para que pueda salir al jardín. En este momento ya se puede pasar a enseñar el próximo comando usando el clicker y los premios.

Este método se usó mucho en los Estados Unidos en los años sesenta para adiestrar delfines, ya que se necesitaba enseñarles trucos sin usar la fuerza física como castigo. Desde entonces se ha utilizado exitosamente para diferentes especies de animales domésticos o salvajes, grandes o pequeños, jóvenes o adultos, gatos, aves, conejos, ratas, etc. El adiestrador que logra comprender el modo en que opera este método tiene la capacidad para analizar un comportamiento e idear la manera de enseñar cualquier conducta que el animal esté capacitado mental y físicamente para realizar.

Al suprimirse los castigos, el animal se siente más seguro y contento, confía más en su entrenador y entiende mejor qué es lo que se espera de él.

Si este sistema de adiestramiento basado en premios y sin castigos te interesa, no dudes en leer alguno de los numerosos libros que se han publicado al respecto, así podrás ponerlo en práctica con tu mascota y verificar por ti mismo su efectividad. Lograrás una relación más fluida y divertida con tu amigo, llena de momentos gratificantes para ambos.

Fuente: www.amordemascota.com

Compartir este artículo en:








Otras notas de interés

Cuidados del cachorro

Cuidados del cachorroLos primeros días que su cachorro pase con usted le marcarán para siempre. Por lo tanto, asegúrese de que le da todo...

Película Bombón, El Perro

Película Bombón, El PerroUna historia de instintos y amistades...

Depresión en los perros

Depresión en los perrosDe los problemas psicológicos que puede sufrir un perro, uno de los más habituales es la depresión, es decir, un estado...

El Rottweiler y los mitos

El Rottweiler y los mitosSe habla mucho del rottweiler como un arma cargada. Es cierto, pero así como el rottweiler, cualquier perro que ame...

Anuncie

Su criadero, producto o servicio en nuestro sitio.

Ventajas PREMIUM

Descubra las ventajas exclusivas de ser PREMIUM.
Siguenos en: Facebook



· © 2009 Mascotas de Raza ·