First slide

Película Bombón, El Perro

Una historia de instintos y amistades...

Imagen del film
Imagen del film
Imagen del film
El director Carlos Sorín
Afiche de la película
Juan Villegas (56 años) ha trabajado en la estación de servicio de una solitaria ruta patagónica durante los últimos veinte años de su vida. La estación ha sido vendida y los nuevos dueños piensan en modernizarla. Juan, junto con otros empleados, es despedido. Mientras busca otro empleo, intenta sobrevivir de una vieja afición: hace cuchillos con mangos artesanales.
Pero no le va bien. Ni consigue trabajo ni vende cuchillos. Vive el drama de la desocupación en su aspecto más trágico: con la edad que tiene y sin especialización alguna, comienza entender que ha sido descartado del mundo.

La casualidad lo lleva a hacer un pequeño trabajo de reparación de un viejo vehículo en una estancia. La dueña, una señora mayor, necesita vender el auto de su difunto marido, porque también está en aprietes económicos. Cuando Juan finaliza el trabajo, ella ofrece pagarle con un perro, Bombón Le Chien, que no es un perro cualquiera, sino un estupendo ejemplar de DOGO ARGENTINO, que su marido había comprado con la idea de fundar un criadero.

Juan intenta negarse aduciendo que está sin trabajo y que, con semejante tamaño, el perro debe comer más que él. Sin embargo la viuda insiste en lo valioso del ejemplar y la buena compañía que puede ser para alguien que, como Juan, está solo. Es así como termina por convencerlo.

A partir de allí la suerte de Juan comienza a cambiar. El perro, sin duda llamativo, es elogiado por muchos y Juan siente una cierta satisfacción porque entiende que parte de los elogios le corresponden a él, por ser ahora el dueño
Gracias al perro, consigue un puesto temporario de cuidador en un galpón de esquila y hasta el gerente del banco, fanático de los Dogos Argentinos, lo hace pasar a su despacho cuando Juan va a cobrar su escasa indemnización.

Pronto advierte que su futuro está en el perro y contacta a Walter -un gigante entusiasta- que en los tiempos libres prepara perros para exposiciones. Walter opina que el perro arrasará con los premios. Entonces propone un pacto: serán socios cincuenta y cincuenta en las probables ganancias que dará el animal con los servicios que pueda dar. Comienza así un largo periodo de entrenamiento, no sólo de Le Chien, sino también de Juan, que, según palabras de Walter, dejará de ser un desocupado para convertirse en un expositor.

En la primera exposición les va muy bien y Le Chien gana un honroso tercer puesto. Festejan ruidosamente en un restaurant libanés, donde Juan conoce a una cantante árabe que le atrae. Entre el perro y la cantante Juan cree tocar el cielo con las manos. Pero pronto se dará cuenta que los instintos pueden jugarle una mala pasada.

Compartir este artículo en:








Otras notas de interés

Criadero Serce Poludnia

Criadero Serce PoludniaEl criadero chileno especializado en la cría del Pastor Polaco de Podhale, nos cuentan sus experiencias con la raza.

Sobre el Spitz Alemán y el Pomerania

Sobre el Spitz Alemán y el PomeraniaEl Pomerania es una raza nórdica apreciada como animal de compañía por su carácter travieso y juguetón. Gracias...

Perros: Cuidados durante el embarazo

Perros: Cuidados durante el embarazoCuidados a tener en cuenta durante el ciclo del embarazo de nuestra perra.

Los perros y su correcta alimentación

Los perros y su correcta alimentaciónUna buena alimentación de nuestro animal nos va a ayudar a que éste se desarrolle y crezca hasta que alcance su edad...

Anuncie

Su criadero, producto o servicio en nuestro sitio.

Ventajas PREMIUM

Descubra las ventajas exclusivas de ser PREMIUM.

Redes sociales

Siguenos en: Facebook


· © 2009 Mascotas de Raza ·